Maculopatías

Las Maculopatías son problemas en una región de la retina llamada mácula. Todas las personas tenemos mácula. La retina es una membrana que se reviste la pared interna del globo ocular. En la región más posterior (de atrás) se encuentra la mácula. Esta zona de la retina se la diferencia del resto porque tiene algunas particularidades histológicas necesarias para poder realizar su tarea: la visión central. Los rayos que penetran en el ojo llegan a las distintas partes de la retina. Si centramos la visión en un objeto, está siendo "visto" por la mácula. Esta visión central se caracteriza por tener un poder de discriminación tal que permite diferenciar pequeñas cambios de colores, texturas y formas. Es la zona que tiene el mayor poder de discriminación visual. Los alrededores del objeto también lo vemos porque están siendo "vistos" por la retina periférica y es lo que se denomina visión periférica. Tiene menos sensibilidad que la visión central pero es tan importante porque nos da el campo visual.

Cuando esta alterada la macula se afecta la visión central. De acuerdo al grado de alteración macular, se afecta la sensibilidad y la discriminación visual, como por ejemplo, la incapacidad de distinguir una letra. Otro síntoma es la deformación de la imagen o también llamado metamorfosis. Las líneas rectas se ven onduladas. En los estadíos más graves de las maculopatías el síntoma es un escotoma central (mancha fija central). Hay muchos síntomas de maculopatías, las más comunes son:

• Degeneración macular relacionada a la edad.
• Maculopatia por alta miopía.
• Maculopatia por membrana epirretinal.
• Distrofias maculares.

La degeneración macular relacionada a la edad (DMRE) es, como su nombre lo indica, una alteración macular producto del envejecimiento. Es la patología ocular que genera más baja visión en las grandes urbes. Se suele encontrar a partir de los 55 años. No todas las personas que tienen más de 55 años tienen maculopatía. Los otros factores de riesgo son el tabaquismo y la hipercolesterolemia. De acuerdo a las alteraciones anatómicas e histológicas que se encuentren en la macula, se la divide en:

• DMRE seca o no exudativa
• DMRE exudativa.

¿Cómo es la alteración macular en la DMRE?

Las lesiones básicas de la DMRE son las alteraciones de una capa de la retina llamada epitelio pigmentario y el depósito de material de desechos celulares llamado Drussen. Estas alteraciones son las que impiden un desempeño normal en las funciones de las células maculares. Cuando solo hay estas lesiones, se las clasifican como DMREZ. En algunas circunstancias de menor frecuencia que las lesiones anteriores se observan sangrados y liquido (edema) dentro del espesor macular. Esto es debido al crecimiento de vasos anormales en la macula. Al ser anormales, se rompen y general sangrado. En estos casos el sangrado no permitiría el pasaje de la luz a todas las células maculares, por lo que el paciente tendría un escotoma central (mancha negra central y fija)Es muy importante diferencias estos dos tipos de maculopatías debido a que el pronóstico y el tratamiento son distintos. Muchas veces el diagnóstico se realiza con un fondo de ojo, pero hay ocasiones en las que se requieren estudios complementarios básicos de retina. Estos son:

• OCT (Optical Coherente Tomography)
• Angiografía digital retinal.
• OCT Angiografía.
• Angiografía y OCT en DMRE exudativa

Estos estudios ayudan a realizar un diagnóstico diferencial y objetivizar el seguimiento luego del tratamiento.

¿En qué casos se trata?

Las células retinales son neuronas modificadas. Las neuronas no se regeneran. La DMRE es una enfermedad degenerativa y lesiona o "mata" a las células, por lo cual las lesiones no se retrotraen. En los casos en que hay una maculopatía exudativa el tratamiento consiste en la administración de una sustancia intraocular para "secar" los vasos anormales y así evitar sucesivos sangrados y disminuir el edema macular. Es de vital importancia realizar un diagnóstico temprano, porque se ha visto un mejor pronóstico en los tratamientos tempranos.

¿Con el tratamiento, se mejora la visión?

Depende del grado de maculopatía y del tiempo de evolución. El éxito del tratamiento se basa en secar los vasos anormales y así evitar futuros sangrados y por lo tanto futuras pérdidas visuales. En algunos casos de poco tiempo de evolución, al disminuir el edema macular y ayudar en la reabsorción del sangrado, la visión mejora. Las drogas son conocidas como antiangiogénicas. Al día de hoy hay dos opciones de tratamiento:

• AVASTIN (Bevacizumab)
• LUCENTIS (Ranibizumab)
• EYLEA (Aflibercept)

El tratamiento consiste en la inyección intravítrea (dentro del ojo) de la droga. Según el protocolo vigente, se basa en la aplicación de 3 dosis separadas por un mes. Al finalizar, se decide continuar con más dosis, según la respuesta al tratamiento y el grado de maculopatía. La maculopatía de la miopía se caracteriza por presentar roturas o alteraciones pigmentarias a nivel de una capa de células de la retina. Es más común en miopías elevadas (de más de 8 dioptrías).Hay una forma húmeda similar a la DMRE en la cual crecen vasos anormales. Se diferencia en que la lesión suele ser más pequeña. El tratamiento es con drogas antiangiogénicas. Al igual que todas las lesiones exudativas maculares, mientras más rápido se instaure el tratamiento, mejor será la respuesta.

Maculopatía miópica con placas de atrofia.

Otra de las maculopatías frecuentes es la membrana epirretinal macular. Se caracteriza por tener una membrana fibrosa en su cara interna. Esta membrana tiene la capacidad para contraerse, y cuando ello acurre "arruga" la mácula llamándose Pucker macular. No se conoce ningún factor predisponerte ni se relaciona a la edad. Generalmente no alteran gravemente la visión ni son rápidamente progresivas como las anteriores. Su tratamiento es la extracción quirúrgica, pero para ello se requiere un exhaustivo examen oftalmológico para evaluar riesgos y beneficio.