Excimer

1. INTRODUCCIÓN

La corrección de los vicios de refracción con Excimer Láser, es el procedimiento tecnológicamente más avanzado para eliminar, o disminuir, la dependencia de lentes aéreos o de contacto, en los vicios bajos y moderados.

El Excimer Láser talla la córnea con un rayo ultravioleta.

Más de 70.000.000 de personas, en 45 países del mundo, han mejorado su visión como resultado del Excimer Láser. Este procedimiento se está convirtiendo en la cirugía más frecuente que se practica sobre el cuerpo humano.

El Centro de Ojos San Isidro es un centro en el cual la excelencia técnica se conjuga con la atención humanizada para el logro de un objetivo: anular o disminuir el uso de lentes de contacto o lentes aéreos.

2. ANATOMÍA DEL OJO

Por su anatomía, el ojo tiene cierto parecido con los componentes de una cámara fotográfica.

Componente A

La esclera es la parte blanca del ojo. Sirve como protección. Sobre ella actúan los músculos que mueven los ojos según la dirección en que la persona desea mirar. La esclera está cubierta por la conjuntiva, una membrana transparente, que lubrica la superficie del ojo. Este componente equivale al cuerpo de la cámara fotográfica.

Componente B

La córnea es un órgano transparente, a través del cual ingresan los rayos luminosos al ojo.
Equivale al objetivo de la cámara.

Componente C

El iris presenta en el centro una abertura denominada pupila y, según su tamaño, regula el ingreso de luz en el ojo.

El color del iris puede ser celeste, castaño, etc.

El iris equivale al diafragma de la cámara.

Componente D

El cristalino, denominado así porque es transparente como el cristal, es una lente del tamaño aproximado a una lenteja, situada detrás del iris y delante del humor vítreo. Se sostiene a la pared del ojo a través de un conjunto de hebras microscópicas llamada zónula. Cuando queremos ver los objetos que están a una determinada distancia, ya sea en el infinito o muy cerca de nosotros, el cristalino se encarga de enfocarlos, Equivale al zoom de la cámara fotográfica.

Componente E

La retina recibe las imágenes ingresadas al ojo y las transforma en estímulos nerviosos. La coroides es una capa de vasos que nutre a la retina.

Este componente equivale a la película del rollo de fotos.

3. ANOMALÍAS REFRACTIVAS DEL OJO.

(Defectos Ópticos).
La medida de los defectos refractivos. Las dioptrías.

Los defectos refractivos del ojo (la Miopía, el Astigmatismo y la Hipermetropía) se miden en unidades llamadas dioptrías. Las dioptrías representan la cantidad de corrección que se necesita en el lente para normalizar la visión.
Cuanto más miope o hipermétrope, más alta será su receta en dioptrías.

Miopía:

Más de 10 millones de personas son miopes en la Argentina.

Un ojo es miope, cuando el largo del ojo es desproporcionado a la curvatura de la córnea. Los rayos que entran al ojo, forman su imagen delante de la retina y, por lo tanto, la imagen será borrosa. A los miopes se los conoce vulgarmente como cortos de vista. Quiere decir que ven mal los objetos lejanos y bien los cercanos.

Hay varios grados de miopía. Cuanto más miope es un paciente, más borrosos son los objetos distantes y más gruesos serán los lentes (es decir más dioptrías negativas tendrá su receta).

Alrededor del 80% de los miopes tienen menos de 6 dioptrías de miopía.

Ver tabla siguiente:

Miopía leve:
Menos de 3 dioptrías.

Miopía moderada:
Entre de 3 y 6 dioptrías.

Miopía severa:
Entre de 6 y 9 dioptrías.

Miopía extrema:
Más de 9, puede llegar hasta 30 o más dioptrías.

Astigmatismo:

Muchos pacientes con miopía o hipermetropía tienen algún grado de astigmatismo. Es un vicio de refracción, en el cual, los radios de curvatura de la córnea no son iguales (la córnea es más curva en un sentido que en el otro).

Como consecuencia de ello, uno o los dos meridianos de la córnea, produce imágenes borrosas (enfocando la imagen delante o detrás de la retina).

Pacientes con astigmatismo experimentan distorsión de las imágenes y visión borrosa. Pacientes con alto grado de astigmatismo, tienen visión borrosa, no solamente a la distancia, como en la miopía, sino también en la visión cercana.

El astigmatismo también se puede medir en dioptrías.

Alrededor del 80% de los miopes o hipermétropes tiene astigmatismo. La mayoría tiene menos de una dioptría.

Categorías y grados de astigmatismo en la población:

Astigmatismo pequeño:
Menos de 1 dioptría.

Astigmatismo moderado:
Entre 1 y 2 dioptrías.

Astigmatismo severo:
Entre 2 y 3 dioptrías.

Astigmatismo extremo:
Más de 3 dioptrías

Hipermetropía:

Un ojo es hipermétrope cuando es demasiado corto para la curvatura de la córnea. Los rayos se enfocan detrás de la retina y, como consecuencia, la imagen sobre ella es borrosa.

Una persona hipermétrope puede, sin embargo, enfocar la imagen sobre la retina, gracias a un músculo intraocular: el músculo ciliar. Con la edad, la posibilidad de enfoque gracias a este músculo, se va perdiendo paulatinamente.

La persona joven, con severa hipermetropía, no tiene visión clara de cerca, aunque todavía los objetos lejanos son vistos con claridad, gracias al poder de acomodación remanente que tiene el músculo ciliar.

Las personas mayores de 40/45 años con hipermetropía, no necesariamente muy elevada, debido a la disminución de la posibilidad de =pensar el defecto, presentan visión lejana defectuosa. A esta dificultad se le suma la mala visión cercana por causa de la edad (presbicia).

Presbicia:

Es un proceso normal de envejecimiento, en el cual el cristalino pierde algo de su flexibilidad. Usualmente, comienza entre los 40 y 45 años. En general toda la población experimentará la presbicia, algunos antes y otros después.

Los pacientes miopes, muchas veces pueden compensar este problema, quitándose los lentes de distancia (al quitar una lente negativa es como poner un positivo, que es lo que se necesita para corregir la presbicia).

Después de corregir su miopía, usted podrá perder esta posibilidad.

Usted podrá ser normal desde el punto de vista refractivo y, por lo tanto, deberá usar corrección de cerca para lectura, como cualquier persona de su edad.

Los hipermétropes jóvenes, habitualmente, compensan parte de su defecto.

Con la edad, esta posibilidad de compensación disminuye, por lo cual la presbicia aparece antes.

Cuando se opera un hipermétrope, tratamos de corregir parte del defecto que compensa (ver "corrección de la
hipermetropía").

4. TRATAMIENTOS

Alternativos de los Vicios de Refracción.

- Lentes aéreos
Representan la solución más común para corregir los vicios de refracción.

Ventajas:
Fácil manutención, bajo costo y versatilidad.

Desventajas:
a) Algunos pacientes no toleran su apariencia con estos lentes.
b) La visión periférica se restringe por el marco del anteojo.
c) Son difíciles o imposibles de usar en actividades deportivas.
d) Son fáciles de perder y el paciente tiene una dependencia continua con los mismos.

-Lentes de contacto
Son también una solución común para los vicios de refracción.

Ventajas:
a) Cosméticas: no se nota su uso.
b) Se pueden realizar actividades deportivas con libertad.
c) Buena visión periférica.

Desventajas:
a) Alto costo de mantenimiento.
b) Fáciles de perder.
c) No se pueden usar si el paciente sufre de ojo seco.
d) Con los lentes blandos no tendrá buena visión si tiene alto grado de astigmatismo.
e) La infección (actualmente, esta complicación es más frecuente con lente de contacto que con el Excimer Láser)

-Lentes Intraoculares para la corrección de los vicios de refracción.

Hay dos tipos de lentes intraoculares que se están usando actualmente.

1. Lentes de cámara anterior (para miopes e hipermétropes)
Estas lentes se colocan agarrados al iris. (Modelo Artisan)
2. Lentes de cámara posterior
Con extracción del cristalino transparente (para miopes e hipermétropes). Estos se colocan previa extracción del cristalino, como en una operación de catarata.

- Excimer Láser en la superficie de la córnea: LASEK (Laser Assisted Sub Epithelial Keratomileusis)

El LASEK es una novedosa técnica, en donde se realiza un levantamiento químico de una fina capa de apenas 50 micrones que es el epitelio corneal (o sea la piel de la córnea), que se preserva, y abajo de ella se aplica el Láser Excimer para "pulir" la superficie corneal y tratar así el vicio refractivo. En esta etapa, se suele aplicar una sustancia que modula la cicatrización.

A continuación se recoloca la capa de epitelio levantada y se adapta una lente de contacto terapéutica neutra que facilita la curación y disminuye las molestias postoperatorias. Esta se mantendrá por algunos días (habitualmente de 4 a 7)

Por ser una optimización de la PRK, el LASEK comparte todas sus ventajas (ver PRK) teniendo menos desventajas.

Ventajas:

a) En el LASEK no se realiza un corte lamelar de la córnea (como el que se realiza en el LASIK) y, por ello las técnicas de superficie son recomendables para aquellos pacientes que practiquen deportes de riesgo (artes marciales, boxeo, rugby...) o con profesionales tales como policías, bomberos..., en donde un traumatismo ocular pueda dañar la tapita o flap corneal creada con la técnica de LASIK.
b) Menor incidencia de ojo seco en el postoperatorio.

Desventajas:
a) Dolor leve a moderado después de la cirugía.
b) Período de recuperación visual más prolongado que en el caso del IASIK,
c) Podría ser necesario usar colirios por dos meses o más.
d) Cierto riesgo (aunque bajo) de corrección insuficiente o excesiva.

-Excimer Láser en el interior de la córnea:

Es un procedimiento, en el cual antes de aplicar, se talla una tapita en la córnea con un instrumento altamente sofisticado llamado Microquerátomo.

Luego, debajo de la tapita se realiza el láser (Fig. 3b y 3c).

Actualmente hay 5 posibilidades, con un margen razonable de seguridad, para la corrección de la miopía, hipermetropía y el astigmatismo.

Ventajas:
De éste método son la recuperación de la visión más rápida.
En la actualidad y salvo excepciones la Queratomileusis con Excimer Láser, o Lasik es el mejor procedimiento para operar los vicios de refracción: miopía hipermetropía, astigmatismo, bajos, moderados y severos, no los extremos.

Desventajas:
Las más importantes son las complicaciones potenciales de la aplicación del microquerátomo, (el aparato que sirve para realizar la tapita), instrumento de alta precisión muy sofisticado, que puede presentar raramente complicaciones en su uso.

Si al pasar el Microquerátomo hay una falla de funcionamiento y éste no corta bien, habrá que suspender el tratamiento y realizarlo tres meses después.

5. TERAPIA CON EXCIMER LASER EN EL CENTRO DE OJOS SAN ISIDRO.

Un poco de historia.

Mezclando diferentes tipos de gases, los científicos pudieron producir rayos de distinta longitud de onda. Los ingenieros de IBM experimentaron en 1970 con diferentes tipos de láseres.

Ellos encontraron que la longitud de onda de 193 nanómetros, (tipo de radiación del láser), puede remover moléculas de tejido sin producir calor y, como consecuencia de esto, no se produce daño del tejido circundante.

IBM usa el láser en forma individual, para "pulir" Microchips de computadoras, por la extrema precisión y regularidad en el corte que produce el Excimer Láser.

Láser Excimer mezcla gases de Argón y Flúor en una cavidad que está sometida a un alto voltaje, para producir un haz frío (no térmico), ultravioleta. Controlado por una computadora muy sofisticada, este rayo de luz es usado para vaporizar el tejido.

De todas maneras, aún en los grados altos de miopía, sólo se requiere un tratamiento que dura 30 segundos (4 segundos por dioptría a tratar, y sólo realiza una ablación del 20% de la córnea. La mayoría de los miopes requieren sólo menos de 15 segundos de tratamiento y se extrae el espesor equivalente al de un cabello. Este fenómeno fue denominado Fotoablación, que significa vaporización, o extirpación producida por el láser.

El Excimer Láser es tan preciso que cada pulso puede remover la 15 millonésima parte de un centímetro en la 12 billonésima parte de un segundo!!!

El Excimer Láser puede esculpir la córnea en segundos y la córnea, así esculpida, podrá enfocar los rayos sobre la retina.

Se puede realizar el procedimiento sobre la superficie de la Córnea (fig. 3/a) LASEK), pero en la mayoría de los casos preferimos realizarla dentro de la Córnea (queratomileusis LASIK) (fig. 3/b y 3/c), así se logra una recuperación visual más rápida con menos molestias post operatorias. Cuanto mayor es la miopía más tejido se deberá extraer. Antes de realizar la aplicación del Excimer se efectúa una pequeña tapita de 0,12 a o,14 mm, (alrededor de tres cabellos de espesor) con un aparato de altísima precisión, Microquerátomo y, después, se realiza la aplicación del láser debajo de la misma.

La cantidad de tejido que saquemos con el láser, dependerá de la miopía que necesitemos tratar, a más cantidad de miopía más tejido deberemos extraer, esto es un factor limitante del procedimiento y en general en una córnea de espesor medio podremos corregir hasta 8 dioptrías.

Esto evita la cicatrización, reduce la medicación y acelera la recuperación postoperatoria. Este procedimiento se denomina Queratomileusis con Excimer Láser.

NUESTRO EXCIMER LÁSER

Allegretto wave.

Cuando fue aprobado en el 2003 como el primer láser nuevo luego de 5 años, la FDA garantizó el Allegretto Wave con el rango más amplio de aprobación dado a un nuevo laser inicialmente para la corrección tanto de miopía como astigmatismo. Desde entonces, los resultados han sido astronómicamente positivos. El Allegretto Wave ha minimizado los problemas de corrección de la visión, asociados a viejas generaciones de láseres, como reducción de la visión nocturna, brillo y halos.

La tecnología de Perfect-Pulse del Allegretto Wave, representa un nuevo acercamiento a la corrección de la visión con láser. Medidas de control inteligente de la energía y niveles de energía ajustados en el pulso del láser desde la generación hasta la aplicación sobre la córnea. El rastreador ocular o eye tracking de alta velocidad, sigue los movimientos oculares 200 veces por segundo.

Como resultado, cada pulso del láser está completamente controlado y es exacto, realizando el más preciso nivel de corrección posible, lo que asegura mejores resultados visuales.

Elegimos el Allegretto Wave por sus características únicas:

Tecnología de Perfect Pulse.

El láser del Allegretto Wave es un haz de energía preciso y controlado.

Para estar seguro que este haz no cause ningún calentamiento adverso sobre la córnea, esta tecnología coloca los pulsos del láser en tal camino que sólo uno cada 50 pulsos se superponen.

Control inteligente de la energía.

La cantidad de energía en el láser ha sido calibrada a exactamente el nivel correcto. Luego de que el haz ha sido creado, pasa a través de 3 puntos de control en su camino hacia el ojo.

En cada uno de estos puntos, el nivel de energía es chequeado y ajustado si fuese necesario, asegurando así que el haz esté perfectamente afinado al llegar a su destino (la córnea).

Tecnología Eye tracking o de rastreo ocular durante el tratamiento.

Cada 4 a 5 milisegundos, se mide la localización del ojo y los espejos interiores del Allegretto Wave son automáticamente alineados. Justo antes de que el pulso es liberado, se realiza un segundo chequeo para confirmar que el ojo no se ha movido. Esto sucede 200 veces por segundo, una vez por cada pulso láser liberado. Si el ojo se mueve muy rápido como para ser medido o se mueve fuera de foco, el láser se detiene y espera que el ojo vuelva a su posición.

Velocidad:

Actualmente, el Allegretto Wave es el láser más rápido. Con 200 pulsos láser por segundos, lleva aproximadamente 4 segundos corregir una dioptría. Pasar menos tiempo bajo el láser significa menos estrés y menos incomodidad para el paciente.

Tecnología registrada de Wave Front.

Uno de los puntos más innovadores del Allegretto Wave es la forma en que la tecnología de Wavefront es optimizada, para compensar automáticamente la curvatura de la córnea. En anteriores sistemas de corrección láser, la zona óptica o área de corrección se centraba en el frente de la córnea; el resultado era un área aplanada circular que terminaba en un borde abrupto, causando efectos secundarios no deseados como visión nocturna pobre, glare (deslumbramiento) y halos.

Entendiendo que la córnea es una esfera, el Allegretto Wave utiliza un tratamiento registrado que es ajustado a la curvatura individual de la córnea de cada paciente. El Allegretto Wave envía pulsos extra al área periférica de la córnea para compensar el ángulo del láser.

De esta manera, la forma esférica de la córnea es preservada en grado tal, que los láseres anteriores no podían lograr.

Esta compensación, combinada con el tamaño increíblemente pequeño (y único en el mercado) del láser, 1 mm, produce una superficie de ablación (superficie tallada) mucho más suave y permite obtener zonas ópticas efectivas más grandes, con lo que se logra lo que se denomina visión de alta performance. Mejor visión nocturna y control del glare (deslumbramiento).

El Allegretto Wave es capaz de producir la mayor zona óptica disponible, eliminando el reflejo y los problemas visuales nocturnos asociados con láseres de generaciones anteriores.

Tratamiento personalizado

Con nuestro excimer láser de última generación obtenemos óptimos resultados en los tratamientos estándar. Algunos pacientes (alrededor del 2% de El Excimer Láser es tan preciso los casos) por presentar algunas particularidades en su córnea (por ejemplo: astigmatismo irregular, procedimientos previos realizados con otras técnicas o equipos de generaciones anteriores, etc.) requieren un abordaje personalizado para resolver su problema refractivo mejorando su calidad visual.

Para estos casos, nuestro láser cuenta con tecnología de avanzada que permite realizar ablaciones (tallados láser) personalizados, que permite "esculpir la córnea a medida exacta", tal cual lo requiere el paciente.

Es como confeccionar un traje a medida.

Una clara visión es el resultado del paso de la luz a través de un ojo con forma perfecta lo que permite un correcto enfoque en la retina. Las condiciones imperfectas de enfoque son llamadas defectos refractivos o defectos de enfoque y los más conocidos son la miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. Son los llamados defectos o aberraciones de "bajo orden". La cirugía estándar corrige perfectamente estas aberraciones de orden inferior. Sin embargo, una visión excelente también depende de las aberraciones de alto orden, que son imperfecciones de la vista más complicadas y particulares de cada individuo al igual que las huellas dactilares. Cuando son significativas, afectan la claridad y nitidez de la visión y no son resueltas con el tratamiento estándar. La detección y el mapeo de las aberraciones de orden superior utilizando la tecnología WaveFront, mediante el ALLEGRO Analyzer, así como la detección y mapeo de las irregularidades en la córnea mediante nuestro sofisticado topógrafo ALLEGRO Topolyzer, permiten cuantificar con exactitud estos defectos en cada paciente y tratarlos en forma totalmente personalizada (customizada) al ser transmitida esta información a nuestro excimer láser Allegretto Wave, que presenta características técnicas ideales para ejecutar las ablaciones personalizadas. La corrección de estas irregularidades aumenta la satisfacción del paciente, reduce el potencial de problemas en la visión nocturna y produce incluso una mayor agudeza visual.
El tratamiento personalizado demostró que produce cambios impresionantes en la calidad de la visión del paciente y presenta pocas restricciones en cuanto a la variedad de desafíos de la visión que puede tratar. Sin embargo, el tratamiento personalizado no es para todas las personas.

Una variedad de factores determinan si una persona es o no un candidato apropiado para realizarse el LASIK personalizado o si obtendrá excelentes resultados con el tratamiento estándar. Su cirujano, después de estudiar exhaustivamente el caso, podrá informarle si el tratamiento personalizado es aplicable a su caso.

Tratamiento Estándar versus Tratamiento Personalizado

En los casos en los que no se indica el tratamiento personalizado, realizamos el tratamiento estándar de la miopía, hipermetropía y/o astigmatismo, que con nuestro láser Allegretto Wave da resultados excepcionales, dado que los sistemas láser ALLEGRETTO WAVE son los primeros equipos en el mercado que emplean perfiles de ablación guiados por frente de ondas. Con esto se tomó una importante experiencia del tratamiento láser guiado por frente de ondas en el tratamiento estándar.

Los tratamientos láser refractivos, que realizan otros equipos, sin perfiles de ablación con optimización del frente de ondas, conllevan a una modificación de la asfericidad en la periferia de la córnea tratada. O sea, modifican durante el tratamiento la forma "natural" de la córnea (que es más curva en el centro que en la periferia). Las aberraciones asféricas inducidas así pueden conllevar a problemas en la visión nocturna o en condiciones de poca luz.
Los perfiles de ablación con optimización del frente de ondas y la función de adaptación de la asfericidad de la córnea (también conocida como valor Q) del láser ALLEGRETTO WAVE se desarrollaron para minimizar estas aberraciones asféricas de la córnea y también el riesgo de posibles problemas visuales que puedan aparecer después del tratamiento láser refractivo. Por otro lado, el pequeño diámetro de haz láser del ALLEGRETTO WAVE consigue un perfil de corrección con la más alta precisión y minimiza con ello la profundidad de ablación total (es decir se talla menos córnea).

La combinación de los perfiles de ablación con optimización del frente de ondas con el diámetro de haz pequeño hace posible grandes zonas ópticas y óptimas zonas de transición en el tratamiento Todo esto da como resultado una mejor calidad visual en el postoperatorio. Por todo lo expuesto, nuestro láser, incluso en los tratamientos estándar, ofrece muchas de las ventajas de los más avanzados tratamientos personalizados.

6. ESTUDIOS PREOPERATORIOS SELECCIÓN DE LOS PACIENTES.

Nuestro primer objetivo, es brindarle la más avanzada tecnología disponible, para obtener los mejores resultados con la mayor seguridad. El éxito de la Cirugía con Excimer Láser, depende, no sólo de la experiencia del médico y de la seguridad y precisión del equipo usado, sino también del estudio preoperatorio.

Es importante para el estudio, que deje de usar sus lentes de contacto blandos una semana antes, gas permeable, dos semanas antes, y rígidos, tres semanas antes. Estos tiempos pueden variar si el médico así lo considera. El mismo régimen deberá hacerlo antes de la operación.

En algunos pacientes que se hayan detectado anomalías en la topografía, estos períodos deberán ser mayores. Las mediciones de su visión se harán con un computador, que analizará con la pupila dilatada, objetivamente su grado de miopía, hipermetropía y astigmatismo (autorefractómetro computarizado).

Además le realizaremos una Topografía Computarizada, la cual mide de 6.000 a 22.000 puntos de su córnea y realiza un mapeo de color. Esto nos permitirá saber con mayor seguridad si usted es el buen candidato para este tipo de cirugía,(Fig.4). Algunas veces, la topografía corneal puede tener alguna anormalidad, y se debe descartar que sea debida al uso de los lentes de contacto; en esta circunstancia le recomendaremos que discontinúe su uso y le volveremos a realizar el estudio.

Antes de someterse a un tratamiento con Excimer Láser usted deberá tener un estudio oftalmológico completo. Otro de los aspectos fundamentales de la consulta preoperatoria, es la educación de los pacientes en todos los aspectos del tratamiento. Los datos obtenidos en los estudios preoperatorios, son introducidos en la Computadora del Excimer.

Si usted no es un buen candidato en el presente, ello no significa que no lo sea en el futuro.

7. ¿COMO ES EL PROCEDIMIENTO?

Preparación Previa ¡Importante! Antes de la cirugía deberá dejar de usar sus lentes de contacto de la siguiente manera:

Lentes Blandos: 1 semana antes.
Lentes Flexibles: 2 semanas antes.
Lentes Rígidos: 3 semanas antes.

Previamente, le colocaremos gotas anestésicas. Antes de entrar al quirófano del láser, le pondremos ropa adecuada (sobre la suya), y se acostará en una camilla. La técnica LASIK no es dolorosa ni durante ni después de la operación. La mayoría de los pacientes refieren sólo una sensación de presión debida al instrumento con el que mantenemos abierto los párpados y durante la queratomileusis debido al anillo de fijación que se coloca para usar el microquerátomo. Se le colocará un instrumento que mantendrá el ojo abierto durante la cirugía, impidiendo el parpadeo. A partir de aquí empezará la intervención, cuya primera parte consiste en levantar una fina capa de tejido corneal (flap) (queratomileusis) con un aparato de altísima precisión llamado microquerátomo. En esta etapa cuando se le coloque el anillo de fijación usted dejará de ver la luz, no se alarme, es un paso normal del tratamiento.

Una vez que se levanta el flap se aplica el láser en el interior de la córnea, cambiando su curvatura según las dioptrías a corregir. Durante esta fase, el cirujano le pedirá que fije la vista en una luz verde (que titila) para asegurar la correcta actuación y centrado del láser.

Esta luz muchas veces se ve como un resplandor verde. Si el paciente moviera inadvertidamente el ojo durante el tratamiento láser, los nuevos sistemas de rastreo ocular controlado por ordenadores de que disponemos (eye tracking) son capaces de seguir los movimientos oculares y el láser se aplicará en la zona deseada automáticamente. Durante la aplicación del láser usted podría sentir olor a quemado. No se alarme: es un hecho normal durante el tratamiento.
Algunas veces no será necesario mirar la luz verde, pues el cirujano fijará su ojo con un anillo a los efectos de mantener el ojo en la posición correcta.

Una vez terminado el tallado con láser, se lava la región tratada con una solución balanceada y finalmente la capa del tejido corneal (flap), debido a su natural adherencia, se coloca en su posición inicial sin necesidad de fijarla con puntos Durante estos últimos pasos usted podrá ver la luz verde como una guía de fijación, aunque no resulta absolutamente necesario.

Todo el procedimiento durará entre 3 y 5 minutos. Al concluir el procedimiento, y cuando el cirujano se lo indique, deberá parpadear suavemente, cuidando luego, de no tocar su ojo.

8. PERÍODO POSTOPERATORIO.

El postoperatorio del tratamiento en profundidad en la córnea es en general muy poco molesto.

Usted se retirará de la Clínica sin ningún vendaje y llevará un protector ocular que deberá usar durante la noche. Es probable que durante las primeras horas tenga alguna molestia, sensación de cuerpo extraño o lágrimas. Nosotros le indicaremos un calmante, para que lo ingiera en caso de persistir estas molestias. Lo examinaremos a las 24 horas. En ese momento podrá tener mejor visión que antes de la operación, pero no completa.

Cualquiera sea su edad, es frecuente que presente visión fluctuante y cierto problemas para la visión cercana (siendo mayor la dificultad si usted se encuentra dentro del rango etano de la presbicia).

Durante las dos primeras semanas es conveniente que evite la jardinería, la natación, el maquillaje. Mantenga sus manos limpias y no se frote los ojos.

Habitualmente, en las miopías bajas, hasta 4 dioptrías, la visión es bastante buena, pero en las miopías altas se tarda un poco más en recuperarla. Durante dos semanas, Usted tendrá que colocarse varios colirios que le recetaremos.
Muy importante: Durante el postoperatorio podrá desarrollar sus actividades cotidianas normalmente. Pero no debe, bajo ningún concepto, restregar o apretar el ojo, pues puede provocarse la dislocación de la "capita" que hemos colocado.

En general, en todos los pacientes realizamos tratamientos en profundidad. Como en algunos es difícil colocar el microquerátomo podemos entonces realizarle el tratamiento en superficie mencionado anteriormente (LASEK).

Al realizar el tratamiento, ya sea por indicación previa o por decisión intra operatoria, podrá tener dolor durante los primeros días, tiempo después del cual se cicatrizará la capa superficial (epitelio) y desaparecerán las molestias. Para disminuir estas molestias y facilitar la cicatrización, al finalizar el tratamiento de superficie (LASEK) se le colocará una lente de contacto neutra, que se le quitará 4 a 7 días después. Después, deberá usar gotas para evitar la cicatrización. Esto es muy importante. El no hacerlo, puede producir una cicatrización indeseable, que le disminuya la visión.

Los riesgos del procedimiento.

Usted debe conocer tanto como sea posible los riesgos del procedimiento con Excimer Láser antes de decidir realizarse el mismo.

Hay algunos efectos secundarios y riesgos que usted deberá contemplar:

- Suspensión de la cirugía:
Durante el pasaje del microquerátomo se puede soltar la succión, realizándose un corte incompleto (1 en 2000 casos)
Si esto sucediera, habrá que suspender el procedimiento y realizarlo tres meses después. En general, no trae aparejado ningún problema. Raramente puede producir disminución de visión.

Dolor: Usted probablemente no tendrá dolor o molestias durante la cirugía.
Si le realizamos Queratomileusis, puede sentir alguna presión sobre su ojo en el momento que pasamos el microquerátomo, como explicamos anteriormente.
Luego de la cirugía, experimentará alguna irritación, sensibilidad a la luz y lagrimeo por algunos días. Uno de cada diez pacientes puede experimentar dolor fuerte las primeras 24 o 48 horas con el tratamiento en superficie.
Con la Queratomileusis las molestias postoperatorias son menores.

Infección: Este, probablemente, es el mayor riesgo durante las primeras 48 ó 72 horas. El riesgo de infección es de 1 en 2000 en el tratamiento en superficie y 1 en 7000 en el tratamiento en profundidad. Para poder detectarla, si apareciese, lo veremos seguido durante los primeros días.
La mayoría de las infecciones pueden ser controladas, pero en la literatura hay casos publicados que no se pudieron controlar. Afortunadamente, esto nunca nos ha ocurrido.

- Destellos a la noche. Halos:
Aún sin cirugía, muchos pacientes miopes tienen mala visión nocturna con sus lentes aéreos o de contacto. Algunas veces, con la cirugía, como la zona tratada es más pequeña que la pupila, especialmente a la noche, cuando ésta se dilata, el paciente puede experimentar destellos alrededor de las luces.
Nuestro Láser, gracias a las características de la ablación que realiza (por ejemplo: grandes zonas ópticas efectivas) es uno de los que menor incidencia de halos genera.

-Ojo seco (sequedad ocular):
Algunos pacientes luego de la cirugía pueden experimentar signos de ojo seco. Algunos de los síntomas debido a este problema son: sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento, borramiento momentáneo de la visión, etc. Esto se debe a que el ojo tiene que adaptarse a la nueva situación (cambio de curvatura de la córnea, no uso de lentes) y, al mismo tiempo, recomponer homogéneamente todo el epitelio de la córnea (la piel). Estos problemas usualmente son transitorios y se tratan con colirios que humectan la córnea.

El riesgo de tener un problema que le pueda ocasionar pérdida visual es menor de 1 en 5000, pero la cirugía con láser, como todo tipo de cirugía, posee limitaciones y riesgos.

Cicatrización: Durante la cicatrización, luego de haber realizado el láser de superficie, usted tendrá mala visión aproximadamente por el lapso de una semana. Se debe a la reconstrucción de las células superficiales de la córnea.
Durante la cicatrización de su ojo, luego de haber realizado el láser de superficie, usted tendrá mala visión aproximadamente por el lapso de una semana, lo que se debe a la reconstrucción de las células superficiales de la córnea.

Por eso, nuestro tratamiento de elección es el Excimer Láser en profundidad (Lasik)

- Hipocorrección, hipercorrección, regresión:
En algunos pacientes puede existir alguna pequeña cantidad de hipocorrección o hipercorrección que requiera algún tipo de retratamiento, o el usar lentes para alguna ocasión. La hipo o hipercorrección muchas veces es patrimonio de la cicatrización propia del paciente.

Es importante que Usted sepa que podrá usar lentes de contacto nuevamente en los raros casos que pudiera existir un problema.

La hipercorrección suele presentarse al principio, y luego retrocede.

Puede existir, excepcionalmente, una hipercorrección que no involucione y en estos casos, habrá que realizar otro tratamiento para corregirlo.

Esta indicación será considerada entre el tercer y sexto mes postoperatorio

- Pérdida parcial de la visión:
Menos del 1% de los pacientes experimentan alguna pérdida de visión, comparada con la que tenían previamente con su mejor corrección.

Habitualmente, son pacientes con grados severos de miopía o hipermetropía. Esta pérdida de visión es usualmente mínima. La mayoría de las veces, la visión se vuelve a recuperar, pero puede tardar entre 6 y 8 meses y, en algunos casos raros, no recuperarse.

En ciertos pacientes se observa una mejoría de la visión con respecto a la que previamente era alcanzada con lentes de contacto o con lentes aéreos. Resumiendo: la posibilidad de tener complicaciones graves con el láser es infrecuente, demostrándose que sus resultados a largo plazo son muy satisfactorios, con una posibilidad de más de un 90% en pacientes miopes leves y moderados, de obtener visión útil sin lentes. En las miopías severas, el porcentaje es del 80 al 90%.

También se ha demostrado una excelente estabilidad en el tiempo.

Usted debe saber que muchas veces el Excimer Láser le permite disminuir su dependencia con los lentes de contacto o aéreos, pero no eliminarlos definitivamente.

Uno de los mayores problemas que puede Usted encontrar en este tipo de cirugía son las falsas expectativas.
El aviso que diga 'Tire sus lentes", (si bien esto es posible y muy probable) es una promesa que se cumple, según el grado de miopía preoperatoria.

9. HIPERMETROPÍA

Algunas Particularidades.

La corrección de la hipermetropía tiene algunas particularidades. En primer lugar es común, sobre todo en personas de menos de 40 años, que el paciente acomode, es decir compense, parte del defecto.

Cuando pasan los años, esa capacidad de compensación disminuye y la hipermetropía se hace manifiesta.